¿NECESITO SEPARARME PARA PODER DIVORCIARME DESPUÉS?

Hasta el año 2005, en España era necesario pasar pro un proceso previo al divorcio: la separación judicial. Este proceso exigía que los cónyuges estuviesen separados al menos 2 años antes de que pudieran divorciarse de manera definitiva.
Debemos tener en cuenta que la Ley del divorcio se aprobó en 1981 y que los cambios en la materia han sido muy notables con el paso del tiempo.
Es evidente que la sociedad no es la misma ahora que en ninguna de esas épocas.

Por ese motivo, en España es posible solicitar el divorcio directamente, sin necesidad de hacer frente a un doble trámite como ocurría antes. Tampoco es necesario alegar ninguna causa, ya que los cónyuges tienen libertad para romper su vínculo cuando lo deseen, con el simple de requisito de haber transcurrido 3 meses desde la boda.

Cuando además de lo dicho, los cónyuges tienen voluntad conjunta a la hora de divorciarse, hablamos de un divorcio de mutuo acuerdo. A esta modalidad se le llama en ocasiones divorcio express, por la facilidad en los trámites y el poco tiempo en que puede resolverse.
Bastará con contar con la representación de un Abogado y Procurador, y presentar una propuesta de Convenio Regulador. Este documento lo redactará nuestro Abogado, por lo que no será un trámite que tengamos que hacer nosotros mismos.

No obstante, queremos terminar diciendo que el trámite de la separación judicial también existe, y que los cónyuges pueden recurrir a él si lo estiman conveniente. En estos casos es conveniente asesorarnos por un abogado especializado en la materia, el cual estudiará nuestro caso y nos ayudará a elegir la opción que mejor se adapte a nosotros, tanto si es el divorcio como si es la separación judicial.

Le recordamos que puede contactar con nuestro Despacho en Madrid para más información sobre la materia.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE