Divorcio contencioso

Tipos de divorcio

Cuando dos personas deciden divorciarse, el proceso de puede hacer de manera amistosa -mutuo acuerdo- o por la vía contenciosa. En este último caso, si la demanda es presentada por uno solo de los cónyuges, se considerará que estamos ante un divorcio contencioso y se tramitará de esta forma. Queremos recordar que en España no es necesario alegar ningún motivo en concreto para divorciarse, ya que el divorcio es libre.: esto implica que se puede solicitar el divorcio directamente y sin mayores explicaciones. Por otro lado, tampoco se requiere la voluntad conjunta de ambos miembros, sino que basta con que uno tome la decisión de pedir el divorcio para que este se inicie.

Al ser contencioso, esto implica que la duración puede ser algo mayor: de media, los divorcios contenciosos pueden extenderse hasta un año, frente a los dos o tres meses que duraría el divorcio contencioso. Por ese motivo recomendamos pensar con claridad la situación, para ver si nos compensa iniciar el proceso de esta manera. En caso de duda, un abogado de divorcios es el más adecuado para ayudarle con la cuestión.

Quedarme con la custodia

Si su divorcio es contencioso y tiene hijos menores de edad es posible que se plantee pedir la custodia exclusiva sobre ellos, lo que implicaría que quedarían bajo su cuidado directo y que el otro cónyuge tendría derechos de visita. Es habitual que los Juzgados encarguen un informe psicosocial, formado por un psicólogo y un trabajador social, para establecer qué régimen de custodia sería el más adecuado para los niños. En cualquier caso, una vez más, la asistencia de un abogado será decisiva para ayudarle.

Le invitamos a que contacte directamente con nosotros para más información. A través del siguiente formulario podrá dejarnos sus datos sin compromiso, o si lo prefiere, puede llamarnos por teléfono. Nuestro Despacho de Madrid atenderá su divorcio con la máxima profesionalidad y rigor.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE