Síndrome de alienación parental


¿Cómo podemos identificar las acciones del progenitor alienador?

Existen una serie de acciones habituales por parte del padre alienador:

  • Menosprecia, insulta o humilla al otro progenitor delante de sus hijos. Es habitual que hable delante de ellos de temas que solo incumben la pareja, lo cual aprovecha para menospreciar al otro progenitor.
  • Cuando habla del tema del divorcio delante de sus hijos, siempre sin el otro progenitor delante, culpabiliza de este proceso a la otra parte.
  • Se presenta como víctima delante de su hijo, de forma que culpabilice al otro progenitor de su estado.
  • Obstaculiza o directamente impide la convivencia o el régimen de visitas del hijo con su hijo progenitor.
  • Influye negativamente en los hijos acusando al otro progenitor de acciones como: maltrato, abusos, delitos etc.
  • Traslada sus ataques e insultos a todo el entorno familiar y de amistades del otro progenitor.
  • Menosprecia o ridiculiza los sentimientos de los hijos hacia su otro progenitor.
  • Refuerza el comportamiento de rechazo del hijo hacia su otro progenitor.
  • En casos graves puede incluso inducir a que los menores acusen a su progenitor de abusos sexuales.
  • Pone en conocimiento de los menores si el otro progenitor no paga la pensión o sus gastos.
  • Pide insistentemente información al menor acerca de la vida privada del ex-cónyuge
  • Impide cualquier tipo de comunicación de los hijos con el progenitor, sea telefónica, directa etc.

¿Qué consecuencias sufren los niños con Síndrome de Alienación parental?

Como consecuencia de las acciones reiteradas del progenitor alienador, encaminadas a generar un rechazo del hijo con respecto a su otro progenitor, podremos encontrar entre otras, algunas de las siguientes consecuencias:

  • El hijo cada vez sentirá más rechazo hacia su otro padre
  • Se destruirá el lazo de único entre el progenitor y su hijo
  • Existirán altas probabilidades de que el hijo desarrolle trastornos psiquiátricos serios como consecuencia de esta situación. Entre ellos se encuentran:

          - Depresión crónica
          - Aislamiento e incapacidad para desenvolverse en ambientes sociales de forma normal.
          - Transtornos de identidad
          - Sentimientos de culpabilidad en la edad adulta
          - Agresividad
          - En los casos más graves, la suma de toda una serie de circunstancias pueden acabar incluso en             el suicidio del menor.
          - Cuando el hijo crezca, una vez ya en la adolescencia o en la edad adulta es muy posible que                 desarrolle adicciones al alcohol y/o a las drogas.

    ¿Se considera al SAP maltrato?

    Definitivamente SI, por varias razones:

    • Manipular los sentimientos de un menor se considera una forma grave de maltrato infantil.
    • El SAP se considera un abuso psicológico hacia el menor
    • La obligación de ambos progenitores es la de favorecer una relación positiva con su otro progenitor. Por tanto se estaría incumpliendo de modo intencionado dicha obligación.
    • Se violan los derechos del menor a la dignidad y la integridad moral del menor.

    ¿Qué hacer ante un caso de SAP?

    • Como el caso de abuso y maltrato infantil que es debemos denunciarlo ante las Autoridades competentes, así como los Tribunales y Fiscalía de Menores.
    • Solicitar la suspensión o supresión de la patria potestad del progenitor alienador.
    • De estas comunicaciones se derivarán otras acciones encaminadas a demostrar que el niño sufre el Síndrome de Alienación. Esto implica una valoración psicológica por parte de expertos en SAP que determinará si esta existe y su grado.









    INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE