SEPARACIÓN Y DIVORCIO: DIFERENCIAS

Son bastante conocidas las expresiones de separación y divorcio: todo el mundo sabe que suponen el find e la vida en pareja. Sin embargo, desde el punto de vista legal suelen confundirse y no siempre se sabe muy bien en qué consiste una u otra.
A continuación queremos ayudarle a resolver esta duda.

Hasta el año 2005, en España era requisito iniciar un proceso de separación antes de poder divorciarse. Los cónyuges debían llevar un tiempo separados -dos años como mínimo- antes de que se pusiera fin al vínculo matrimonial.
Era una situación lenta y que lógicamente limitaba la libertad de los cónyuges.

Hoy en día ya no es necesario todo esto: se puede tramitar un divorcio directamente.
El divorcio pone fin al vínculo y hace que se liquida el régimen económico del matrimonio, es decir, que se repartan los bienes.

Sin embargo, con la sepración judicial no se rompe el vínculo entre los cónyuges ni se liquidará el régimen económico. Los dos miembros de la pareja seguirán casados y podrán reconciliarse en cualquier momento, simplemente acreditando esta circunstancia ante el Juez.

De todo esto podemos concluir que hoy en día el proceso de divorcio ha mejorado mucho, concediendo mayor libertad para los cónyuges. Además también puede realizarse en un periodo muy breve de tiempo. Este último caso es de los divorcios de mutuo acuerdo, conocidos popularmente como divorcios express. Con ellos es posible obtener la Sentencia de divorcio en uno o dos meses, de forma que el proceso no tiene que convertirse en un desgaste emocional para la persona que lo solicita.

Si necesita más información o desea iniciar los trámites de su separación o divorcio, no dude en ponerse en contacto con nosotros.
Nuestro Despacho en Madrid puede ayudarle a que este trámite sea lo más sencillo posible para usted, ofreciéndole a la vez la máxima garantía profesional.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE