¿Qué tiempo tengo para solicitar el divorcio?

Cuando un matrimonio está pasando una crisis conyugal, el primer paso sería hablar sobre sus diferencias personalmente. No obstante, sabemos que esta tarea no siempre es posible. En estos casos existe siempre la solución de divorciarse, por lo que puede proceder a leer más líneas si desea saber sobre la cuestión.

El divorcio se analiza de dos perspectivas distintas: por el sistema contencioso o a través de mutuo acuerdo. Ya sea uno u otro caso le informamos de que los dos cauces se llaman judiciales, es decir, se llevan a cabo ante un Juez.  Comenzando con el primer tipo, el contencioso, la característica fundamental es que la demanda tiene lugar aisladamente por un cónyuge.

Esto ocurre porque el otro no esté de acuerdo, o bien porque la demanda se ha entregado de forma impulsiva sin saber nada. Al no existir acuerdo entre la pareja, por lo común estos casos son más largos. Por otro lado queremos ver el divorcio conocido como mutuo acuerdo. La demanda es presentada conjuntamente entre los cónyuges. esto permite que los dos puedan acudir acompañados del mismo abogado. Reconocemos que los divorcios de esta clase se pueden resolver con más rapidez que los contenciosos.

Por ello suele decirse que estos divorcios suponen dos cosas: son más veloces y más baratos que los otros. Pero además tenemos que indicar esta vía tiene otro supuesto, mencionada como divorcio express. Este tipo de divorcio reduce mucho más los tiempos de espera. Debemos señalar, eso sí, que no será viable si existen vástagos menores o incapacitados. Ya sabemos que este es un tema complicado y es normal que surjan algunas dudas. Por esto, lo ideal es comunicarse pronto con un abogado especializado. Teniendo presente la importancia del asunto, es conveniente buscar al abogado con formación suficiente en dichos casos. Queremos recordarle además que en nuestra legislación el tiempo para solicitar el divorcio es tres meses desde el enlace.

También encontramos determinados supuestos en que no será necesario esperar ese tiempo, por ejemplo, cuando la vida de uno de los miembros corra peligro. Para terminar, queremos añadir que los divorcios concluyen mediante un escrito: el Convenio Regulador. En él aparecen los aspectos que cumplirán ambos cónyuges. El Convenio es de necesario cumplimiento es decir, que los dos deberán acatarlo.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE