DIVORCIO Y PENSIONES

Uno de los temas que se establecen en el Convenio Regulador después de un divorcio son las pensiones, en caso de que procedan. Le explicamos cuáles son y en qué consisten.

  • Pensión de alimentos
    Cuando existen hijos menores de edad, se puede establecer una pensión de alimentos. Esta será abonada por parte de un cónyuge al otro. A esta pensión se le llama comunmente manutención, ya que incluye todo lo necesario para el sustento del niño -no sólo alimentos propiamente dichos, sino gastos de ropa, centro escolar, etc-.
    La cuantía exacta la determinará el Juez, en base a las necesidades del niño y a los medios económicos del progenitor que deba pagarla.
  • Pensión compensatoria
    A diferencia de la anterior, que reace sobre los hijos, la pensión compensatoria va destinada a uno de los excónyuges. Para ello debe haberse producido un desequilibrio económico tras el matrimonio, que ponga en situación de desigualdad a ambos miembros. Por ejemplo, si uno de los cónyuges se dedicó a atender en exclusiva las necesidades de la familia, tendrá una situación económica y laboral desventajosa con respecto al otro.

    En este caso también se tendrán en cuenta tanto la situación del miembro que recibe la pensión, como del obligado a abonarla. Existen algunos criterios para ello, que ha ido estableciendo el Tribunal Supremo:

    -La edad y el estado de salud.
    -La cualificación profesional y las probabilidades de acceso a un empleo.
    -La dedicación pasada y futura a la familia.
    -Etc.

Aunque como hemos señalado las pensiones quedan fijadas en el Convenio Regulador, son susceptibles de modificarse si cambiasen las circunstancias de uno u otro miembro. Para ello habría que interponer una demanda de modificación de medidas.


Para más información sobre este u otros temas no dude en contactar con nosotros. Nuestro Despacho en Madrid está especializado en divorcios, contando con amplia experiencia en la materia.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE